POBLADORES

SETLERS

In 1779, Governor De Neve made important steps, creating a Reglamento for California and starting his most remarkable project: The founding of a new city next to the Porciuncula River, near San Gabriel mission, in the same year that King of Spain Carlos III declares war to England. This conflict made De Neve face royal support diminishment. and at some point, he presented his resignation, that did not make effective once as he got a military rank promotion instead.
By 1780, Royal Crown approved De Neve request for the creation of El Pueblo de Nuestra Señora de Los Angeles. For this objective, ex-governor Fernando Rivera y Moncada was put in charge of recruiting soldiers and town settlers, all of them to come from Mexico. The challenge was not easy, but soon enough a group was gathered at Los Alamos, Sonora.
Although all of them were registered and ready to leave, 2 of the 14 families dropped just before departing. In February of 1781, the time came for the settlers to leave Los Alamos via Cortez Sea/Gulf of California, towards San Diego and then San Gabriel mission. But just after arriving to Baja California peninsula, one of the families had to forfeit due to smallpox. Later on, a second group of just soldiers left Los Alamos, via Yuma desert.

While all of them were traveling, Governor De Neve was spending time in San Gabriel mission, drafting plans and regulations for the settlement along with location planning and land distribution. In all cases, he was assisted by the 4 soldiers he selected as the custodians for the new pueblo establishment, led by Corporal Jose Vicente Feliz, followed by Soldiers Roque Jacinto Cota, Antonio Cota and Francisco Salvador de Lugo, all assigned as permanent custodians of the new pueblo. Among their tasks, they had to exercise negotiations with local Indian tribes for them to allow the arriving settlers to establish in peace.

The first group of settlers arrived to the San Gabriel mission area on June 9, 1781, received by Corporate Jose Antonio Feliz, who instructed them to camp 2 miles away from the mission, due to the smallpox cases they had around them in Baja California.

Soon after they camped, governor De Neve came to explain project details.

 

The settlers were informed of the site for the new Pueblo de Nuestra Señora de Los Angeles, which was on the banks of the Porciúncula river. It was already diagrammed for them to have land and goods immediately assigned when entering the site. By August 18, the second group arrived to San Gabriel mission’s area, to find the first families had already started some operations in the new pueblo place, led by Jose Vicente Feliz and the other soldiers.

Immediately after second group’s arrival, they received tragic news.
Rivera y Moncada and the rest of the Yuma operation had been attacked by Chief Palma and his Yuma Indians, slaughtering every human, stealing all cattle, and demolishing the Yuma Missions buildings. This tragedy shocked the King of Spain’s administration, but did not change existing priorities in De Neve’s project, which was the foundation of the new pueblo in south Alta California.
The whole group of Pobladores gathered near San Gabriel, composed of 23 adults and 21 children, and reflected the ethnic composition of Sonora and Sinaloa. Of the 44, only two were white race, 26 had African ancestry and 16 were “mestizos” a mix of Spanish and Indian.
From August through September 1781, Governor de Neve, and the settlers along with soldiers, mission priests and a few Indians, set out for the last steps of the founding at the site of the new pueblo alongside the Porciúncula river, nowadays Los Angeles river. Corporal Jose Vicente Feliz was in charge of meeting with each patriarch of the founding families and pointed out their designated lots and jobs assignment.
The corporal and his three privates remained serving as protectors of the small pueblo.
Several basic matters had to be immediately addressed by these settlers. To finish of the pueblo's surrounding irrigation trench, to build their shelters, to organize goods and to set tools up for their farm work to start immediately. Although settlers were promised to be provided and paid by the Spanish crown, they were clear that all of it was a loan to be paid back after certain time, and that the project was to have the Pueblo be an auto sufficient operation.
By the end of 1781, De Neve named Jose Vicente Feliz commissioner of El Pueblo De Los Angeles, and the city started a new era. 

POBLADORES

En 1779, el gobernador De Neve dio pasos importantes, creando un Reglamento para California y comenzando su proyecto más destacado: la fundación de una nueva ciudad junto al río Porciuncula, cerca de la misión San Gabriel, en el mismo año en que el Rey de España Carlos III declara guerra a Inglaterra. Este conflicto hizo que De Neve sufriera una disminución de apoyo real. y en algún momento, presentó su renuncia, que no entró en vigencia una vez que obtuvo un ascenso de rango militar en su lugar.
En 1780, Royal Crown aprobó la solicitud de De Neve para la creación de El Pueblo de Nuestra Señora de Los Ángeles. Para este objetivo, el exgobernador Fernando Rivera y Moncada fue el encargado de reclutar soldados y colonos, todos ellos provenientes de México. El desafío no fue fácil, pero pronto un grupo se reunió en Los Álamos, Sonora.
Aunque todos ellos estaban registrados y listos para partir, 2 de las 14 familias se retiraron justo antes de partir. En febrero de 1781, llegó el momento de que los colonos abandonaran Los Álamos a través del Mar Cortez / Golfo de California, hacia San Diego y luego hacia la misión San Gabriel. Pero justo después de llegar a la península de Baja California, una de las familias tuvo que renunciar debido a la viruela. Más tarde, un segundo grupo de soldados recién salidos de Los Álamos, a través del desierto de Yuma.

 

Mientras todos viajaban, el Gobernador De Neve estaba pasando tiempo en la misión de San Gabriel, elaborando planes y regulaciones para el asentamiento junto con la planificación de la ubicación y la distribución de la tierra. En todos los casos, fue asistido por los 4 soldados que seleccionó como custodios del nuevo establecimiento del pueblo, dirigido por el cabo José Vicente Feliz, seguidos de los soldados Roque Jacinto Cota, Antonio Cota y Francisco Salvador de Lugo, todos asignados como custodios permanentes de el nuevo pueblo Entre sus tareas, tenían que entablar negociaciones con las tribus indias locales para que permitieran a los colonos que llegaban establecerse en paz.
El primer grupo de colonos llegó al área de la misión de San Gabriel el 9 de junio de 1781, recibido por el Corporativo José Antonio Feliz, quien les dio instrucciones de acampar a 2 millas de la misión, debido a los casos de viruela que tenían a su alrededor en Baja California.
Poco después de acampar, el gobernador De Neve vino a explicar los detalles del proyecto.

Los colonos fueron informados del sitio para el nuevo Pueblo de Nuestra Señora de Los Ángeles, que estaba en las orillas del río Porciúncula. Ya estaba diagramado para ellos tener tierra y bienes asignados inmediatamente al ingresar al sitio. El 18 de agosto, el segundo grupo llegó al área de la misión de San Gabriel, para encontrar que las primeras familias ya habían comenzado algunas operaciones en el nuevo lugar del pueblo, dirigidas por José Vicente Féliz y los otros soldados.

Inmediatamente después de la llegada del segundo grupo, recibieron noticias trágicas.
Rivera y Moncada y el resto de la operación de Yuma habían sido atacados por el Jefe Palma y sus indios Yuma, matando a todos los humanos, robando todo el ganado y demoliendo los edificios de las Misiones de Yuma. Esta tragedia conmocionó a la administración del Rey de España, pero no modificó las prioridades existentes en el proyecto de De Neve, que fue la base del nuevo pueblo en el sur de Alta California.
Todo el grupo de Pobladores se reunió cerca de San Gabriel, compuesto por 23 adultos y 21 niños, y reflejó la composición étnica de Sonora y Sinaloa. De los 44, solo dos eran de raza blanca, 26 tenían ascendencia africana y 16 eran "mestizos", una mezcla de español e indio.
Desde agosto hasta septiembre de 1781, el gobernador de Neve y los colonos junto con soldados, sacerdotes misioneros y algunos indios, partieron hacia los últimos pasos de la fundación en el sitio del nuevo pueblo junto al río Porciúncula, hoy río Los Ángeles. El cabo José Vicente Feliz estaba a cargo de reunirse con cada patriarca de las familias fundadoras y señaló su asignación de lotes y trabajos designados.
El cabo y sus tres soldados seguían sirviendo como protectores del pequeño pueblo.
Varios asuntos básicos tuvieron que ser abordados inmediatamente por estos colonos. Terminar la zanja de riego circundante del pueblo, construir sus refugios, organizar los bienes y preparar las herramientas para que su trabajo agrícola comience inmediatamente. Aunque se prometió a los colonos ser provistos y pagados por la corona española, tenían claro que todo era un préstamo que se devolvería después de cierto tiempo, y que el proyecto consistiría en hacer que el Pueblo sea una operación autosuficiente.
A fines de 1781, De Neve nombró a José Vicente Feliz comisionado de El Pueblo de Los Ángeles, y la ciudad comenzó una nueva era.

OPENING HOURS

24 - 7 Minds at work

ADDRESS

Agoura Hills, California

GET IN TOUCH

© 2018 by Nitro Contents Inc.